Sustentabilidad y transición energética

Defensa de Reforma Energética en hidrocarburos y electricidad.

Transición energética hacia energías renovables y limpias, y lucha contra calentamiento global. 50% de electricidad renovable y limpia al 2030.

Es vital mantener y profundizar la Reforma Energética como instrumento toral de soberanía, competencia, eficiencia y sustentabilidad, así como de lucha contra el calentamiento global y competitividad del país.

PEMEX debe transformarse en PEMEX S.A., una sociedad anónima con acciones en bolsa adquiridas por inversionistas privados. Debe liberarse a PEMEX S.A. del control presupuestal del Estado; incorporar un consejo de administración eficiente y transparente, con consejeros profesionales y expertos; y promover el concepto de empresa global competitiva y de clase mundial, capaz de establecer alianzas mutuamente provechosas con empresas nacionales y multinacionales en el contexto de la Reforma Energética.

Cambiemos exige que PEMEX S.A. quede bajo una administración profesional y competente, con funcionarios con experiencia, íntegros y con la formación necesaria. Demanda un nuevo régimen fiscal que permita la rentabilidad de la empresa; reducir progresivamente su pasivo laboral; eliminar pérdidas después de impuestos o derechos y ofrecer dividendos a sus accionistas.

En un contexto de reforma fiscal y ampliación de la base tributaria, la renta petrolera debe dirigirse a un Fondo Soberano de Inversión y al financiamiento de la transición energética, así como a proyectos estratégicos de infraestructura con alta rentabilidad social.

Es esencial que las Rondas de Licitación de bloques de hidrocarburos se mantengan y procedan en los términos de la ley. Debe impedirse el debilitamiento y desmantelamiento de los órganos autónomos de regulación en el sector energético, como la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Deben impedirse los subsidios regresivos injustificados a la gasolina, el diesel y el gas LP.

El robo de combustible se ha convertido en un problema de delincuencia con una extensa base social, que debe combatirse eficazmente a través de una estrategia de inteligencia, uso de tecnologías modernas de información y detección, aplicación firme de la ley, disuasión, y utilización de la fuerza legítima del Estado. Tanto delincuentes de cuello blanco como criminales, crimen organizado y grupos sociales en complicidad deben ser detenidos y puestos a disposición de la autoridad.

El sector de hidrocarburos debe prepararse para la transición energética, transformarse en una industria con visión estratégica generadora de valor, y capaz de promover, y no inhibir, la electrificación del parque vehicular.

El Estado no debe invadir áreas propias del sector privado en materia de infraestructura energética. No debe comprometer recursos públicos en proyectos de dudosa rentabilidad que obstaculicen la transición energética y el cumplimiento de compromisos internacionales en materia de cambio climático. En todo caso, es deber fundamental del Estado acelerar la transición energética y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, promover el cambio tecnológico, y el liderazgo de México en el mundo en cambio climático y energías renovables.

Es indispensable que la legislación de la Industria Eléctrica, de Transición Energética y de Cambio Climático asuman plenamente los nuevos compromisos de reducción de emisiones ante el Acuerdo de París.

fotogrfía: energia-nuclear.net

Las subastas de energía renovable en el sector eléctrico deben mantenerse y ampliarse, con la finalidad de que México pueda, hacia el 2030, generar al menos el 50% de su electricidad con energías limpias y renovables, como es el caso de la solar, eólica, geotérmica e hidroeléctrica. Es indispensable utilizar y desarrollar a fondo el mercado de Certificados de Energía Limpia, aumentar los objetivos y obligaciones de consumo de energía limpia para grandes usuarios, y desarrollar un activo mercado de carbono para empresas en conjunto con la Bolsa Mexicana de Valores.

La energía nuclear debe valorarse y retomarse como fuente de generación de electricidad de cero emisiones, y como contribución a un sector eléctrico sustentable.

Es preciso que los subsidios a la electricidad se transformen en mecanismo de financiamiento para equipos solares fotovoltaicos en casas habitación, en concurrencia con la banca privada y la banca de desarrollo. Esto resolverá el problema de los subsidios, reducirá el costo de la energía eléctrica para las familias, y abatirá las emisiones de gases de efecto invernadero.

Debe desarrollarse una red inteligente para manejar una nueva arquitectura de generación distribuida, apta para recibir crecientemente electricidad de fuentes renovables; e interconectarse Baja California y Baja California Sur con la red nacional de transmisión.

Cambiemos exige que no se construyan más plantas termoeléctricas de carbón, y que sean retiradas todas las plantas de combustóleo.

Cambiemos demanda un mecanismo de facilitación para proyectos de energía renovable, que permita acuerdos justos y expeditos con comunidades e individuos propietarios de tierras, y que impida la extorsión política y la búsqueda espuria de rentas, y que aseguren esquemas justos y con certidumbre a largo plazo para el inversionista y los propietarios de la tierra, sean estos ejidos, comunidades o individuos.