Política Exterior para un nuevo liderazgo de México

Cambiemos considera inaceptables los recortes brutales a los salarios y prestaciones del servicio exterior mexicano. Es preciso revertirlos para ofrecer salarios dignos y competitivos, seguridad social e incentivos adecuados a nuestros representantes en el extranjero.

México debe aprovechar su posición de puente entre América del Norte y el resto del continente, así como entre Europa y Asia, asumiéndose plenamente como una potencia emergente, con una política exterior activa que corresponda al tamaño de su economía, de su potencial de desarrollo, de su historia y cultura, y de su privilegiada posición geográfica. México no es un país pobre ni pequeño.

Cambiemos sostiene que el multilateralismo en política exterior es la vocación y la gran oportunidad de México para recuperar su prestigio y liderazgo, y que la política exterior debe entenderse como una sólida impulsora del desarrollo y de los intereses estratégicos de nuestro país.

México debe seguir una política exterior de principios, de acuerdo con el Artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos autodeterminación, “no intervención”, solución pacífica de controversias, proscripción de la amenaza en el uso de la fuerza, igualdad jurídica de los Estados, cooperación internacional para el desarrollo, lucha por la paz y la seguridad internacional, y defensa de los derechos humanos. Es preciso sumar a estos principios la defensa de la democracia, la libertad, y la protección del medio ambiente y los ecosistemas de interés global. El principio de respeto a la autodeterminación no puede asumirse en el caso de pueblos sojuzgados por tiranías o dictaduras, y la “no intervención”, no debe constituirse en coartada o justificativo para avalarlas. México debe ser un activo promotor de la democracia, la libertad y los derechos humanos en América Latina, particularmente en países oprimidos por dictaduras, como es el caso de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

México debe recuperar el liderazgo en América Latina sobre la base de la cooperación y la interlocución con todos los países de la región, y tender y reconstruir los lazos de hermandad y cooperación permanente con Centroamérica y el Caribe, y promover y preservar la democracia, los derechos humanos, la libertad, la economía de mercado, la protección ambiental y la conservación de los ecosistemas en América del Sur, Centroamérica y el Caribe.
México debe condenar firmemente a las dictaduras del signo ideológico que sean, que suprimen la democracia, las libertades, la dignidad y los derechos humanos de sus pueblos. México debe apoyar a los pueblos oprimidos por dictaduras a liberarse del yugo y a recuperar la democracia. La Doctrina Estrada y el principio de no intervención no deben asumirse como justificativos de la inacción, la connivencia o la complicidad tácita, ni para encubrir u ofrecer respiros políticos a dictadores.

Cambiemos busca que México desarrolle nuevos mecanismos de cooperación en materia de seguridad, medio ambiente y migración con Centroamérica, y que promueva el diálogo estratégico directo con las potencias emergentes de América Latina, en el marco de organismos multilaterales, y de asociaciones específicas como la Alianza del Pacífico y el Grupo de Lima.

Nuestro país debe mantener abiertas sus puertas a los migrantes centroamericanos de buena fe y en cumplimiento de las leyes mexicanas, pero evitando que la manipulación con fines políticos de los migrantes trastoque el estado de derecho y la tranquilidad de la población. México no debe actuar como parte subsidiaria en la política migratoria que se desenvuelva en los Estados Unidos.

México debe actuar con prudencia, a partir del diálogo firme con Estados Unidos, especialmente durante el gobierno de Donald Trump. En el caso del muro fronterizo, nuestro país debe acudir a instancias bilaterales e internacionales para denunciar los impactos ecológicos, económicos y sociales que afectarían a ambos países.

México debe plantear una posición firme de rechazo a una irracional e imposible de ganar “guerra contra las drogas”. Nuestro país no puede seguir siendo víctima de la violencia y del crimen organizado abasteciendo ilícitamente el jugoso e imbatible mercado de drogas en Estados Unidos, y recibiendo a cambio armas y dinero que financian a bandas de narcotraficantes.

Cambiemos busca proteger a los migrantes en Estados Unidos a través del sistema consular y de servicios consulares altamente profesionalizados.
Una vez que en Estados Unidos tome posesión un próximo gobierno, será indispensable ampliar los mecanismos de cooperación en materia de seguridad, medio ambiente y energía renovable, y aprovechar plenamente las potencialidades del nuevo Tratado Comercial Trilateral T-MEC.

México debe promover el desarrollo de la frontera norte a través del Banco de Desarrollo de América del Norte (NADBANK).

Es preciso que México diversifique su comercio exterior con el resto del mundo. En particular, nuestro país debe buscar una relación especial con China, en materia de inversión extranjera, comercio, ciencia y tecnología, deporte, cultura, y medio ambiente.

Cambiemos sostiene la importancia de desarrollar y aprovechar plenamente los acuerdos comerciales para intensificar nuestras relaciones comerciales, políticas, culturales, tecnológicas, así como la inversión extranjera, y la cooperación ambiental. En materia de cambio climático, es esencial que México asuma un papel de liderazgo cumpliendo y ampliando sus compromisos de reducción de emisiones ante el Acuerdo de París.

Es fundamental que nuestro país logre presencia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y que desarrolle capacidades para intervención en misiones de ayuda humanitaria en caso de desastres naturales.

Nuestro país debe utilizar su valioso Poder Suave a través del mundo. Con este propósito, es necesario asignar un fondo de mil millones de dólares a la Agencia Mexicana para la Cooperación Internacional y el Desarrollo AMEXCID), con atención especial a Centroamérica y el Caribe.

Es preciso integrar los Institutos de México en el exterior en un verdadero instituto internacional de promoción de la cultura, y la imagen de México, así como la lengua española en el mundo. Sería denominado Instituto Mexicano Octavio Paz.

En este contexto, Cambiemos plantea promover decididamente la proyección de México en el mundo a través un sistema ambicioso de difusión cultural.