México como Potencia Cultural

Debe crearse un Fideicomiso Nacional de Cultura con aportaciones privadas e internacionales, además de presupuestos federales y estatales, aportaciones de Lotería Nacional y otros juegos.

Los museos deben integrarse como una red de órganos descentralizados o desconcentrados, con presupuesto propio, ingresos propios, consejos directivos tripartitas, normatividad y programas de manejo y desarrollo, patronatos, y personalidad jurídica propia, investigación y eventos culturales, y concesiones en alianzas público-privadas para la comercialización de productos culturales.

Es preciso crear un Sistema de Zonas Arqueológicas Prioritarias mediante declaratoria en el DOF, expropiación o compra a ejidos, comunidades o propietarios individuales o a gobiernos estatales (Chichén Itzá), y su conversión en órganos con gobierno tripartita, desconcentrados o descentralizados del Gobierno Federal dentro de una red nacional, con personalidad jurídica y presupuesto propio, ingresos propios, normatividad y programas de manejo, patronatos, consejos directivos plurales, investigación, y comercialización de productos culturales mediante concesiones en alianzas público-privadas.

Cambiemos busca dignificar de zonas arqueológicas prioritarias degradadas por el comercio informal y construcciones irregulares, y llevar a cabo un programa de rescate arquitectónico de instalaciones comerciales y de servicios, y configurar el Sistema de Zonas Arqueológicas Prioritarias como capital histórico y cultural para el desarrollo del turismo en México.

Debe promoverse y desarrollarse una educación artística en escuelas primarias de tiempo completo, mediante la re-capacitación de maestros de turnos vespertinos sin suficiente alumnado.

Es necesario reestructurar el presupuesto de la Secretaría de Cultura para darle más peso (en relación a la masa salarial), a becas, exposiciones, apoyos a creadores jóvenes, promoción y difusión, curadores, adquisición de patrimonio cultural.

Deben construirse políticas de industria creativa y productos culturales en música, diseño, artes visuales.

En las ciudades, es indispensable evitar que las normas y procedimientos de conservación del patrimonio arquitectónico empujen a la decadencia y al abandono a los inmuebles históricos. Debe promoverse su restauración y funcionalidad como palanca para la recuperación de los centros históricos en las principales ciudades de México.