Educación de calidad y alto desempeño

Defensa de Reforma Educativa.

Cambiemos exige que el Estado ejerza efectivamente su autoridad en materia educativa, que asuma la responsabilidad de cambio con determinación y voluntad política absolutas, y que haga uso de todos los recursos institucionales, políticos, administrativos y presupuestarios exigibles. Cambiemos busca una educación pública de calidad y alto desempeño como fundamento de igualdad social y superación de la pobreza. Por ello, Cambiemos demanda la permanencia, profundización, y refuerzo de la Reforma Educativa.

Cambiemos considera a la educación como base de la inversión en capital humano y mecanismo esencial para restablecer la movilidad social. Debe ser prioridad absoluta rescatar y relanzar la educación pública.

En educación, Cambiemos se compromete a impulsar un proyecto de gobierno basado en el diálogo y con decisión firme y comprometida, en alianza con maestros y su organización gremial, padres de familia, organizaciones sociales, y empresa privada.

Busca que el Estado asuma las implicaciones de fondo de la Reforma Educativa en el aspecto laboral, institucional, curricular, técnico y de capacitación, de evaluación, financieras y presupuestales, políticas y profesionales en un proyecto vital de gobierno.

Debe aumentarse notablemente el gasto per cápita en escuelas públicas, y vincular la educación al aparato económico y a las empresas. Debe asumirse a la escuela como formadora de ciudadanos libres, respetuosos de la legalidad, respetuosos de los demás y de los bienes que son de todos, con plenos valores cívicos y altamente productivos en la nueva economía del conocimiento, y capaces de competir exitosamente en un mundo globalizado.

Es preciso impulsar el desarrollo de la carrera magisterial y una elevada especialización docente, y resaltar la valoración social, enaltecimiento y dignificación del maestro como pivote de un país más productivo, competitivo, justo, ambientalmente sustentable, moderno e igualitario. La educación pública debe ser el gran mecanismo de igualación de oportunidades, el fundamento de productividad y excelencia para lograr mejores salarios para todos los egresados.

La educación de calidad debe ser una política de Estado, asumida por el gobierno federal, gobiernos estatales y municipales, maestros, empresas, padres de familia, medios de comunicación, y sociedad civil organizada.

El sector educativo debe fortalecer y modernizar contenidos hacia habilidades para el razonamiento y no sólo a la memorización, nuevas tecnologías informáticas, matemáticas, lectura y escritura, inglés como segunda lengua, valores cívicos y respeto a la legalidad, educación física y deporte, y desarrollo artístico. Es indispensable dotar de banda ancha a las escuelas públicas y entregar una computadora portátil a todos los alumnos y maestros en escuelas públicas, desde sexto de primaria hasta educación media superior. Igualmente, debe desarrollarse un programa de becas a los mejores estudiantes en todos los niveles del sistema de educación pública, y promoverse la excelencia académica, tanto en ámbitos rurales como urbanos.

Cambiemos demanda reformar el modelo de escuela normal y dotarla de autonomía, personalidad jurídica, presupuesto propio, evaluación independiente y reforma curricular.

Debe promoverse una meritocracia real en el sistema educativo, con evaluación diagnóstica y de competencias, evaluación formativa y del desempeño que fundamenten el reclutamiento e ingreso al sistema, así como el desarrollo profesional y salarios del magisterio. Los resultados de la evaluación docente, de alumnos y de escuelas deben ser públicos y transparentes. Debe permanecer y fortalecerse al Instituto Nacional para la Evaluación Educativa, así como todo el sistema de evaluación docente. Es necesario un mecanismo eficiente de reclutamiento mediante exámenes de oposición para profesores, directores, inspectores y secretarios de educación pública, mediante exámenes de oposición.

Debe cumplirse con el objetivo de hacer realidad la educación de tiempo completo, con educación básica en un horario de 8 a 17 horas, asumiendo implicaciones laborales, docentes, financieras, alimentarias, insumos y servicios, material didáctico, acondicionamiento de espacios existentes, nueva infraestructura y equipamiento.

Cambiemos exige alianzas público-privadas para la construcción, el mantenimiento, dignificación y equipamiento de escuelas bajo estándares objetivos y supervisión permanente. Es preciso promover incubadoras de empresas y formación de empresarios en educación media superior, técnica y superior. Deben impulsarse las ingenierías y otras carreras técnicas en sincronía con la demanda del mercado laboral. Es imperativo legislar para que al menos la mitad de los tiempos del Estado (Poder Ejecutivo, Judicial y Legislativo) sean utilizados para educación, valores cívicos y de respeto a la legalidad, y de respeto a los demás, y no en propaganda gubernamental.

Cambiemos exige plena independencia y autonomía a las instituciones de evaluación de la educación.

Cambiemos demanda un presupuesto ambicioso para el reacondicionamiento total de la infraestructura educativa actual y para nuevos planteles de todos los niveles educativos, bajo modelos replicables adaptados a las condiciones geográficas de cada localidad.

Cambiemos propone homogenizar la educación media (bachillerato); e implementar un examen único para ingreso a universidades públicas o privadas, con puntajes de acceso diferenciado según la potestad o selectividad de cada institución. Cambiemos plantea un sistema de bonos gubernamentales para acceder a la educación privada, para favorecer la competencia, la accesibilidad y la calidad académica.

Cambiemos considera indispensable promover a la escuela como núcleo restaurador del tejido social, como espacio de participación y compromiso, y generadora de sociedad civil.