Economía, Empresas y Finanzas Públicas

Economía de mercado competitiva, certidumbre jurídica, respeto a derechos de propiedad, estabilidad macroeconómica, equilibrio fiscal, consejo Fiscal.

Cambiemos reconoce que el crecimiento económico es resultado de la estabilidad macroeconómica, la inversión privada, el capital humano, la educación de alto desempeño, la competencia económica, la legalidad, infraestructura competitiva, y bienes públicos de calidad.

Cambiemos considera vital mantener unas finanzas públicas sanas, un déficit mínimo bajo control, una deuda pública limitada a menos del 40% del PIB, y asegurar la estabilidad monetaria y una inflación baja.

Una burocracia meritocrática, competente, y competitiva es indispensable para el buen funcionamiento de la administración pública y para el desarrollo de México. Debe detenerse y revertirse la depauperación del sector público, y la reducción de salarios y prestaciones a servidores públicos y funcionarios, y por el contrario, establecerse paquetes de compensación salarial competitivos con respecto a lo observado en el sector privado, así como un auténtico servicio profesional de carrera atractivo, digno y competitivo.

Cambiemos busca una burocracia acotada, donde los puestos públicos se adquieran por mérito y no como pago a favores políticos y clientelares. Cambiemos pugna por una burocracia limitada, eficiente, competente, son desempeño de clase mundial, con los sistemas de administración e informática más modernos, que permitan a la ciudadanía acceder e interactuar con el gobierno por medio de internet, y a partir de total transparencia, optimización y simplificación de procedimientos y trámites.

Cambiemos busca eliminar la dependencia de los ingresos del Estado hacia la renta petrolera, estableciendo un nuevo régimen fiscal para PEMEX que le permita ser rentable después de impuestos y pago de derechos. La renta petrolera debe usarse en todo caso para inversión a largo plazo y no en gasto corriente y subsidios clientelares.

Promover la reforma fiscal verde y eliminar los subsidios a los energéticos, canalizando los recursos hacia inversiones en educación de calidad, infraestructura, transporte público y energías renovables. Debe generalizarse el IVA exceptuando una canasta básica de alimentos y medicamentos de consumo popular, y reducirse el ISR a los trabajadores y a las empresas, compensándolo con una mayor carga fiscal a las emisiones de gases de efecto invernadero en combustibles fósiles.

Cambiemos busca aumentar la base gravable, combatiendo la evasión y la elusión fiscal, así como la informalidad. La ciudadanía se ejerce a través del pago de impuestos, que permite exigir resultados y buen desempeño a los gobiernos.

Es preciso descentralizar y responsabilizar fiscalmente a estados y municipios, impulsar un sistema de apoyo a municipios para el cobro del impuesto predial y la correcta aplicación del gasto. La actualización del valor del predial debe darse con base en el valor del suelo y el costo de oportunidad para el municipio y la sociedad, y ser calculada profesionalmente por expertos.

Debe promoverse un ejercicio de presupuesto de base cero como fundamento para una nueva estructura del gasto público, reconfigurar el gasto público hacia la eficiencia, como instrumento para el crecimiento, la competitividad y la sustentabilidad. Es inaplazable concentrar el gasto público en la producción y mantenimiento de bienes públicos indispensables para el crecimiento económico, la prosperidad, la seguridad, y la sustentabilidad; y reducirse el gasto en subsidios y subvenciones clientelares e improductivos que sólo fomentan el paternalismo y la dependencia del individuo hacia el Estado.

Cambiemos considera necesario revelar los pasivos ocultos en finanzas públicas derivadas de los regímenes de pensiones vigentes, transparentar el ejercicio del gasto en el gobierno federal y estados y municipios: cuánto, quién y cómo se gasta, y promover la rendición de cuentas en el ejercicio del gasto público basada en la evaluación ciudadana, académica y profesional.

Es fundamental completar, consolidar y desarrollar el Sistema Anticorrupción, con un Fiscal Anticorrupción autónomo y un Comité de Participación Ciudadana funcional y representativo. El combate a la corrupción es una prioridad absoluta para Cambiemos, y requiere la construcción de nuevas instituciones. Es preciso desarrollar mecanismos estrictos de fiscalización tanto del gasto federal como del gasto de gobiernos estatales y municipales, así como de entidades paraestatales. La corrupción es un problema endémico y generalizado, cuya solución implica también cambios culturales de fondo, así como el respeto irrestricto a la legalidad. Cambiemos exige cero tolerancia de actos de actos de corrupción en la vida y relación cotidiana de los ciudadanos con los gobiernos, en obligaciones fiscales, en compras y licitaciones de gobierno, y en asignaciones discrecionales de contratos por parte del sector público.

Una infraestructura de calidad es esencial para el desarrollo económico. Cambiemos se opone tajantemente a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco y exige su reanudación, bajo estrictos estándares técnicos, de supervisión y de un escrupuloso seguimiento anticorrupción.

Igualmente, Cambiemos demanda un análisis serio de proyectos ocurrentes y caprichosos, una evaluación rigurosa financiera y de mercado, así como una exhaustiva Evaluación de Impacto Ambiental.

Cambiemos reconoce que la libertad de empresa y la competencia económica son vehículo estratégico para satisfacer necesidades humanas, mejorar eficiencia, crear empleos, crear riqueza, y una economía sustentable. El país sólo puede ser próspero y exitoso si logra crear y desarrollar empresas exitosas.

Es necesario romper los cuellos de botella que impiden el desarrollo de nuevas grandes empresas mexicanas y facilitar la entrada de inversión extranjera que genere bienestar, sueldos competitivos y avances tecnológicos.

Cambiemos exige restablecer PROMÉXICO y potenciar sus capacidades de atraer negocios e inversión extranjera directa a nuestro país.

Cambiemos asume plenamente que es responsabilidad del Estado resolver las fallas del mercado, y fortalecer la competencia económica.

Cambiemos asume que en el contexto del mercado laboral, los salarios dependen de la productividad y de la calidad educativa.

Promover a las empresas y a los empresarios, y asegurar una educación de calidad, es la única forma seria de combatir la pobreza.