Deporte y cultura física

Cambiemos plantea una nueva estructura tripartita para la CONADE, con autonomía, personalidad jurídica y presupuesto propio, como órgano descentralizado de SEP, con una nueva estructura de gobierno flexible y plural, y con un consejo Directivo integrado por el Secretario de SEP, patronos privados, UNAM, ANUIES, Federaciones, COM, e institutos del deporte de los estados.

Debe superarse el esquema burocrático, corporativo y antidemocrático en la integración y gestión de las federaciones deportivas, y de las asociaciones estatales, apoyando a clubes y centros deportivos reales y funcionales en las entidades federativas.

La Dirección General de CONADE debe estar a cargo de una persona profesional con capacidades de planeación estratégica, administración pública, negociación política, y experiencia en el ámbito deportivo.

Cambiemos busca el diseño e instrumentación de un Programa Nacional de Deporte aprobado y bajo seguimiento del Consejo Directivo, con un mecanismo de apoyo directo de CONADE a clubes y planteles educativos con desempeño orientado hacia el alto rendimiento.

Es indispensable establecer un Fideicomiso Nacional del Deporte alimentado con recursos privados y públicos, para financiar incentivos a deportistas de alto rendimiento, clubes y centros deportivos, y nueva infraestructura deportiva popular en todo el país.

Debe construirse un mecanismo de promoción para la creación de clubes y centros deportivos desde la sociedad civil, y un esquema eficaz de construcción, administración y mantenimiento de deportivos populares de manera coordinada con los institutos del deporte de las entidades federativas.

La SEP debe asumir seriamente la promoción del deporte escolar, en un esquema de coordinación, cooperación y distribución clara de facultades y responsabilidades entre la CONADE y la SEP. Se requieren nuevos programas de cultura física en educación básica y media, adaptados a la disponibilidad de espacios en instalaciones en escuelas.

La escuela puede ser inter-fase eficaz entre un sistema de deporte básico y el Deporte Federado, a través de mecanismos de enlace y continuidad para que los talentos deportivos asciendan al alto rendimiento.

El deporte escolar debe ser fundamento y semillero del deporte de alto rendimiento, como mecanismo de integración familiar, identidad y orgullo por planteles escolares, inducción de sana competencia, de prevención de adicciones y de la obesidad, y elemento esencial en políticas de salud pública.

Cambiemos exige desarrollar un Sistema de Juegos Deportivos Nacionales, Regionales y Estatales escolares con la inclusión y promoción de deportes olímpicos.

Deben renovarse las Escuelas Superior de Educación Física y la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos; revalorizar la imagen de los profesores de educación física y de los entrenadores deportivos.

Especial atención debe darse a la inversión en infraestructura deportiva de primer nivel en alianzas público-privadas, y al intercambio deportivo con otras naciones, mediante la transferencia de tecnologías, conocimiento, deportistas.

Es necesario un programa nacional de acondicionamiento y construcción de espacios deportivos en planteles de educación básica y media, y coordinación con los institutos estatales del deporte para el uso de otras instalaciones deportivas públicas por parte de las escuelas, y para el desarrollo de competencias, torneos, y juegos deportivos municipales, metropolitanos, y estatales.

Debe promoverse una política de creación y rehabilitación del espacio público apto para actividades deportivas en las ciudades de México, en alianzas público-privadas con empresas.

Cambiemos plantea un programa transparente y eficaz de becas a los deportistas con potencial de transitar competitivamente al deporte de alto rendimiento, y a los atletas acreditados de alto rendimiento, así como programas de desarrollo específico a deportes olímpicos de escasa difusión, no profesionales, y todavía alejados al mundo del espectáculo.